El paraíso podría esperar

12,00

El paraíso podría esperar, poemario de Aníbal Costilla, propone un angustioso tránsito por la esencia humana, cuyos sueños y alucinaciones no son sino leves velos que no logran engañar la esencia misma de las cosas y el ser: el vacío, la nada absoluta.

La energía de los densos cantos de este libro perfila la fisonomía del vacío elemental, el taller donde se forjan las cosas. Plantea la nada como el sostén del todo. Dios es eso, una angustia infinitamente creadora donde el hombre sufre las estancias del vía crucis de su creación. El hombre es un ser en creación desde que nace hasta que muere. Dios es el comienzo y el fin, el punto de partida y de cierre del círculo, es el tiempo dolorido de ser.

Aníbal Costilla

Nació en El Mojón, Dpto. Pellegrini, Santiago del Estero, Argentina, en 1980. Es escritor y docente. Escribe poesía y cuento. Ha publicado los libros de poesías Mojonerías (2008), Historia del Vacío (2009), El árbol de los pájaros secos” (2011), Los días solitarios (2016) y De este lado del río (2018), Memoria del canto (Ediciones Camelot América, 2018), Colección “2 Poemas” (2018), Dejarse llevar (2019), Esto parece eterno (). Fue incorporado a la Antología de Poetas Santiagueños de Alfonso Nassif (2013). Integra la Antología Federal de Poesía, Región Noroeste del Consejo Federal de Inversiones (2017). Ha sido antologado a nivel provincial y nacional. Publicó textos en las revistas literarias Kundra, Tardes Amarillas, Revista “Enlaces”, TrenInsomne y en los diarios El Liberal y Nuevo Diario (Santiago del Estero, Argentina).

Disponible para reserva

Descripción

El paraíso podría esperar, poemario de Aníbal Costilla, propone un angustioso tránsito por la esencia humana, cuyos sueños y alucinaciones no son sino leves velos que no logran engañar la esencia misma de las cosas y el ser: el vacío, la nada absoluta.

La energía de los densos cantos de este libro perfila la fisonomía del vacío elemental, el taller donde se forjan las cosas. Plantea la nada como el sostén del todo. Dios es eso, una angustia infinitamente creadora donde el hombre sufre las estancias del vía crucis de su creación. El hombre es un ser en creación desde que nace hasta que muere. Dios es el comienzo y el fin, el punto de partida y de cierre del círculo, es el tiempo dolorido de ser.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El paraíso podría esperar”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú