[Galería de fotos] Aldo Vicencio, Alma Karla Sandoval y Guillermo Mendoza en la Feria del Libro Alameda Sur de CDMX

SINOPSIS:

¿Se puede escribir una historia con los ritmos del poema, el microensayo, la autobiografía, la crónica, la crítica, el post de Facebook, el diario roto, el retrato de una época, en suma, con las notas libres de una sensibilidad que se fortalece revelándonos un corpus de la experiencia y sus lecturas? Notas outsiders en una mañana portuguesatambién es una carta navegante, un libro de formación y autodescubrimiento de una autora que, tanteando la vida, toca tierra posible en la literatura.

Alma Karla Sandoval obtuvo los apoyos del FOECA y del FONCA en 1999 y 2001. En 2010, la Beca de Creadores e Intérpretes con trayectoria del PECDA. Ganó el Premio Nacional de Periodismo, AMMPE, 2011, y los Juegos Florales de Cuernavaca, Morelos 2012, en cuento y novela corta. Es Premio Nacional de Poesía Ignacio Manuel Altamirano 2013. Recibió, por su primera novela, el Premio Nacional de Narrativa Dolores Castro 2015 y el Premio Nacional de Poesía “Noble y Leal Ciudad de Tepic 2015”. Cuenta con más de veinte libros publicados. Se le concedió, nuevamente, la beca del PECDA para Intérpretes con Trayectoria en 2018. Su obra ha sido traducida al inglés, francés, rumano, portugués y ruso.

“Ritual, más no templo”. Aldo Vicencio canta o no canta en un lenguaje que se sabe incapaz de construir. P Ú L S A R es un libro que abrasa y abraza intentando autoformarse a partir de una imposibilidad, un lenguaje que se enuncia  para disiparse. El verso engendra dos cuerpos que se funden: Un cuerpo mesiánico descompuesto y un cuerpo mortal enfermo. Ambos inflexiones del destino entrópico del lenguaje hacia el descarne. Pero P Ú L S A R esconde otra lectura alejada del pesimismo lingüístico-metafísico. Quien logre soportar el  “pudridero en adoración”, llegará a la promesa del silencio hueco como la cúspide ambiguamente cristiana de una voz lírica que, a su pesar, se mantiene creyente y aferrada a una carne que se niega a limitar como suya. Quizá la ausencia del mesías es la única manera de enunciar la posibilidad de otro tiempo: comunión de verdad para los cuerpos mutilados y sin voz.

ESTEBAN  LÓPEZ ARCIGA 

SINOPSIS:

Renato sigue distorsionando sus imágenes, dentro y fuera de los espejos, poco le dejaron aquellas experiencias a través de los siglos. Continúa perdido, sin historicidad clara ni conciencia omnipresente; además, sigue sospechando de la credibilidad de la cronología histórica recién expuesta. Tendrá que efectuar algunos saltos cuánticos. Es por eso que en esta ocasión, Renato pretende pisar en firme, está cansado.

, , , , , ,

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú