[Galería de fotos] Christian Negrete en la Feria del Libro Infantil y Juvenil de Hidalgo

Volumen de catorce cuentos que nos aproximan al fuego. La travesía comienza con la imagen de una madre devorando a su hijo, los ojos en blanco y la sangre que ilumina sus dientes. Una joven mujer de altos ojos claros y cualidades extraordinarias aparecerá para cobrar una cuenta pendiente, debe saldarla y debe saldarla ahora. Itzel atraviesa las calles de algún lugar de México, “corre, Itzel, corre”, porque en este país muchas mujeres tienen que correr. Una persona conserva un poco de sangre mezclada con el alcohol que circula por sus venas, recuerda algunos momentos en el bar, lamentablemente, no todos. Clara es ella pero también es otra, otra Clara, ambas se comunican y planean su encuentro, éste se realizará en “el día de las flores”.

Un hombre que dice llamarse Dante celebra su cumpleaños en compañía de una chica a la que conoció ese mismo día, su conversación es un intercambio de palabras y frases incendiarias. Una persona de once años en su último día del niño, las calles repletas de globos y regalos enmarcarán su pelea. La cuenta regresiva establece el tiempo de dos jóvenes estudiantes de la carrera de Derecho, deben presentar un examen, la excitación les obliga a postergar la lectura de un libro e incluso la evaluación. Un hombre observa asombrado el movimiento de las letras sobre una página, se aglutinan alrededor de la palabra “Filatelia”, camina por las calles de Oviedo en España y un cúmulo de coincidencias lo aterran.

Una chica mexicana vive su día a día en una ciudad española, cuenta con una beca de estudios, debería sentirse alegre, debería sonreír, pero no puede, su novio alemán, Adler; el clima frío y las nubes permanentes no ayudan demasiado, además no alcanzamos a ver lo importante. Los extravíos mentales de un mexicano que regresa a su país después de una estancia de tres meses en Asturias, las comparaciones más que odiosas, son dolorosas. Un viaje de dos amigos que comienza en la Ciudad de México, un trayecto que ronda los límites del sueño y amenaza con descender aún más abordo de un vehículo negro que se dirige al sur. Un cuento escrito por encargo obliga al narrador a emplearse a fondo, es una valiosa oportunidad para lograr la atención de la chica que provoca la narración y también a él. El libro cierra con un texto escrito después de observar en plenitud al príncipe de la canción, José José inmortalizó su estampa una noche en los años setenta, afortunadamente YouTube nos permite acompañarlo en pleno siglo veintiuno.

, , , , , , ,

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú